Cuando decides plantearte la posibilidad de empezar a fabricar turrón, debes saber que este producto requiere de un cuidadoso proceso con el que obtener las mayores garantías en la calidad del producto.

El turrón es, cada vez más, un producto menos estacional y que ofrece grandes oportunidades de negocio. Un sector emergente en el que se pretende innovar con su sabor y textura, pero que sigue conservando lo tradicional en el proceso de elaboración.

Así, a día de hoy, se utilizan prácticamente las mismas máquinas para fabricar las tabletas de turrón que hace 50 años.

El procedimiento requiere del uso de diferente maquinaria, diseñadas para cada uno de los pasos que deberíamos seguir si queremos fabricar turrón en cualquiera de sus variantes. En España, contamos con grandes profesionales del negocio turronero y también podemos comprar máquinas para hacer turrones artesanales sin salir del país.

Éstas son las imprescindibles que no deben faltar en tu negocio si quieres elaborar turrón y dedicarte a vender un producto único.

Maquinaria industrial para hacer turrón

#1. Malaxadora TM

La máquina Malaxadora se utiliza en la fase inicial de la fabricación del turrón. Su función es básicamente la cocción y mezclado de los ingredientes para preparar la masa previa que sirve tanto para el turrón de Jijona como para el de Alicante.

El orden de la mezcla debería ser: miel, azúcar y clara de huevo.

Una vez se consigue una textura parecida al caramelo continuaría el proceso, vertiendo en la “perola” la almendra tostada, esperando a que llegue al punto de cocción que nos interesa para cortar la masa y colocarla en bandejas para que se enfríe.

#2. Trituradora – Licuadora

La masa que resulta del proceso anterior es bastante espesa, por lo que, una vez la mezcla está fría, debe pasar a una trituradora que la muela y deje una mezcla más homogénea que posteriormente se batirá para lograr que la miel y la almendra se mezclen completamente.

trituradora-licuadora

#3. Boixets

La función de los boixets en el proceso es dar una segunda cocción y remover la mezcla que hemos triturado y batido previamente con la finalidad de darle un toque de cremosidad que, según dicen los expertos, es el toque determinante para lograr un buen turrón.

Este proceso no tiene una duración o forma de llevar a cabo determinada, por lo que cada maestro turronero tiene su manera de hacerlo. Cuando este considera que ha llegado el punto adecuado de cremosidad, la mezcla se vierte en moldes y pasaríamos al siguiente punto del proceso.

#4. Prensa neumática

Cuando ya tenemos el producto en sus moldes, es necesario dejarlo uniforme y perfecto para luego continuar el proceso, por lo que la pasta se prensa para que quede con las dimensiones que queremos para lo que después será la pastilla. La pasta se deja reposar durante 24 horas, después pasa al siguiente paso del proceso de elaboración: el corte.

prensa-neumatica

#5. Máquinas cortadoras

Una vez que la pasta ha reposado y exudado un poco el aceite de las almendras en los moldes, llega el momento de cortarla para preparar su envasado. Recomendamos utilizar una máquina cortadora especialmente diseñada para cortar turrones.

maquina-cortadora

Una vez llegado a este punto, el siguiente paso sería el de comenzar el envasado del producto para almacenarlo y posteriormente comercializarlo.

/Imágenes cedidas por MEJISA, Mecanica Jijonenca S.A. www.mejisa.com