Categoría: Motor

Que pasos seguir cuando se nos ha roto el coche

Si eres de los que nunca se les ha roto el coche entonces no sabes cuál es la sensación que se siente cuando te das cuenta que ni vas a poder seguir con tu rutina, ni vas a poder irte de viaje el fin de semana como ya tenias planeado, por lo que ves como tu agenda entera se desmorona sin que nada puedas hacer para poder remediarlo.

Así que te ves como entre la espada y la pared pensando en lo que puedes hacer, pensando en que tipo de avería será, si muy cara o muy barata, si el coche va a estar mucho tiempo en el taller, mil y una cosas que te hace desesperar cada vez más y no dejarte pensar con la suficiente claridad.

Por ello en situaciones así, es importante no perder la calma y saber qué hacer en todo momento, ya que de eso va a depender que se solucione el problema a la mayor brevedad posible.

En primer lugar, si no tienes un taller al que acudir me refiero a uno de confianza tendrás la duda de donde dejarlo, la verdad es que deben decirte que es lo que le pasa al vehículo y cual va a ser el importe de la factura por lo que es importante que lo primero de todo puedas conseguir un presupuesto reparacion para saber que pasos dar en las siguientes horas, si vas a poder arreglarlo, si es una avería muy cara y no merece la pena, miles de preguntas que desde luego deben tener una respuesta.

Así que si tienes tiempo siempre puedes ir de taller en taller con tu coche esperando a que alguno te de un presupuesto más bajo o al menos uno que te convenza y creas que puedes pagar, o de lo contrario siempre puedes hacer uso de Internet, ya que ahora es posible que pidamos presupuesto en el lugar que queramos sin tener que estar de acá para allá.

Es tan sencillo como entrar en un buscador de talleres y utilizarlo, tan solo tienes que meter la matrícula de tu coche y de inmediato te van a dar el presupuesto cerrado, en cualquier ciudad en la que te encuentres, así de fácil. Como ves verse en una situación así no tiene porque ser complicado tan solo hay que saber que pasos dar y llevarlos a rajatabla, solo así las averías no se verás como las eternas enemigas.

Amateurs en motores

La afición por los motores está más desatada que nunca, se puede ver en la gran cantidad de programas de televisión referente al tema. Igualmente, hay muchos eventos de exposiciones y convenciones automovilísticas que se abarrotan de personas adeptas, no obstante, otros no tienen un ápice de ese interés y, a pesar de tener un coche, no saben absolutamente nada de él.

Es importante conocer al menos un poco de mecánica básica, dado que cualquier señal que muestre el vehículo de algún fallo, no sabrá interpretarlo de ninguna forma. Puede darse el caso de que la persona no se dé cuenta siquiera de los síntomas que presenta el coche y, por consiguiente, no lo atienden, generándose una avería cada vez mayor que podría terminar muy mal.

Si desconoce sobre mecánica no se preocupe, tampoco es algo de qué avergonzarse, pero sí debe tratar de manejar ciertos aspectos básicos que le permitan tratar mejor a su automóvil. A continuación se explica de manera resumida algunos elementos que son necesarios conocerlos y que lo inducirán al tema:

Motor: es el principal componente de un automóvil, envía la energía a través de un propulsor a todos los sistemas para que cada cual pueda funcionar debidamente. Son muy robustos y resistentes, sin embargo, hay una serie de especificaciones dadas por los fabricantes para mantenerlo en buenas condiciones. Por ejemplo, el intervalo de cambio del aceite según el kilometraje.

Refrigerante: mantiene la temperatura del motor al nivel adecuado, si esta se altera, pueden afectarse otros componentes. Suele combinarse con otros elementos que favorecen al buen ejercicio de las demás piezas, los modelos de coches más viejos comúnmente solo usan agua.

Sistema de frenos: es uno de los que lleva más responsabilidad, le permiten reducir la velocidad en el momento que necesite. Se deben revisar las patillas por lo menos una vez al año y el líquido de freno regularmente.

Neumáticos: son los que reciben el impacto del exterior más directo, como la temperatura, irregularidades del camino, fricción del asfalto, entre otros. Se chequean periódicamente para alineación, rotación, balanceo y la presión del aire.

Es probable que cuando las averías comiencen a surgir se desespere en buscar repuestos, sin detenerse mucho a pensar. Comprarlos nuevos y originales puede ser un gasto grande dependiendo de la pieza, una buena forma de hacerlo ahorrándose un poco es acudir a los desguaces. En ellos también puede encontrar piezas auténticas en muy buen estado y garantizadas.

Estos los puede conseguir online, le agilizará la búsqueda ahorrándole tiempo. Por ende, visite https://www.piezasdesegundamano.es/ y rellenando el formulario podrá encontrar recambios con las referencias exactas, en poco tiempo le contactarán para ofrecerle lo mejor.

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén