¡Crea contenido de calidad! Fácil de decir, un poco menos de hacerlo. Además, la definición de calidad es subjetiva y una vez que descubra que el contenido que escribe será leído por un robot, es posible que desee hacerse algunas preguntas. Veamos con esta publicación qué es lo que realmente molesta a Google en términos de contenido y qué representa la definición de “contenido de calidad”.

Los motores de búsqueda aún no entienden exactamente lo que están leyendo, aunque llegan a clasificar los sitios en función del concepto de relevancia, todavía no existe una comprensión definitiva del contenido que puede llevarlo a ser el primero en Google .

Para el contenido, la única recomendación que se les da a los expertos en SEO es publicar contenido de calidad con regularidad. Detrás de este término un tanto vago, Google añade que la calidad se compone principalmente de tres factores: relevancia, relevancia y satisfacción del usuario. En las oficinas de Google hay “ministros de calidad” (de personas en carne y hueso) que, en base a determinadas búsquedas, ofrecen su opinión sobre el posicionamiento de los sitios web, todo ello en base a una guía denominada “Search Quality Evaluator Guidelines” disponible aquí de Google. Y en al apartado de Gogle Adwords hay un departamento similar según nos cuentan en la agencia Nivel de Calidad.

Definición de la calidad de una página web según Google

¿La página en cuestión responde a la pregunta del usuario? Los objetivos dependen de los casos: Divertirse, informarse, ver un vídeo etc … la importancia del tema u objetivo no es señal de calidad, ya que todos los objetivos se consideran iguales

¿Tiene la página web un propósito positivo? Sirve para algo, aconseja, vende un buen producto o por el contrario intenta engañar a los usuarios y aumentar la desinformación.

Algunas páginas que se encuentran en áreas sensibles (dinero, salud, sector legal) están más reguladas. Google los llama YMYL (Your Money or Your Life) ya que pueden tener un gran impacto en la vida de las personas.

Calidad de las páginas y calidad de un sitio

Los sitios de una sola página son pocos. Se agrega una página a otras páginas y estas últimas a su vez impactan en el sitio y nuevamente en otras páginas. El inicio del sitio, la sección “acerca de nosotros” y, en general, todo el sitio (texto, fotos, videos, etc.). La información publicada debe ser verificable (números y referencias).

Anatomía de una página web

  • Contenido principal : aquí es donde el objetivo debe volverse real. El contenido importante se coloca en el medio de la página.
  • Contenido accesorio : Aquí es donde se agrega información complementaria, enlaces internos a otras páginas o banners laterales.
  • Contenido publicitario : La publicidad no es señal de mala calidad, siempre que sea explícita y el usuario no haga clic en ella.

Una página de calidad en 5 puntos

Google utiliza el acrónimo EAT, que significa “Experiencia, autoridad y confiabilidad”. Este concepto es aún más importante en categorías con altas búsquedas mensuales, como las páginas de YMYL y todo lo que es juegos de azar, sexo, etc. Sin embargo, este acrónimo es utilizado por el resto de páginas, por lo que es recomendable seguirlo.

Experiencia : ¿Cuál es el nivel de conocimiento de la persona que escribe el contenido?

Autoridad : El contenido es reconocible, ¿te gusta?

Confianza : ¿Qué tan conocido es el autor que se ocupa del contenido? ¿Qué pensamos de este sitio?

Contenido útil que logra el objetivo : el contenido principal debe cumplir un objetivo y el contenido auxiliar debe servir al contenido principal con variaciones de esa pregunta o información.

Diseño fluido y ergonómico : qué tan bien se siente un usuario en el sitio. ¿Es fácilmente navegable?

No respetar ni uno solo de estos puntos no te lleva a alcanzar la máxima calidad. Para Google un buen contenido pero que da señales negativas (lentitud en la carga de la página, 404, mala navegabilidad) nunca puede ser un indicador de un resultado de calidad.