Categoría: Sin categoría

¿Qué son las deducciones fiscales i+d+i y como afectan a mi empresa?

Saber que son las deducciones fiscales i+d+i y cómo pueden afectar a tu empresa es muy importante para beneficiarte, por ejemplo, de bonificaciones en el pago del impuesto de sociedades. Un dinero que te puede venir muy bien tanto para obtener más beneficios como para reinvertir en beneficio de la empresa.

Investigación, Desarrollo e innvación tecnológica es lo que se esconde tras estas siglas que son claves para el avance de las empresas y para la mejora de su competitividad así como de la calidad de sus productos, tanto cuando trabajan a nivel nacional como internacional.

¿Mi empresa está invirtiendo en I+D+i?

Esta pregunta puede parecer un poco innecesaria, pero es importante hacérsela y meditar bien su respuesta. Te sorprenderá saber que muchas empresas no se benefician de las deducciones fiscales en I+D+i porque desconocen que las inversiones que están haciendo en tecnología para mejorar su empresa o sus productos son exactamente eso: I+D+i.

Es frecuente asociar este concepto a talleres tecnológicos o de innovación y no es necesario siquiera contar con un departamento específico para tener inversiones en este terreno. Si no lo tienes claro, asesórate y evita estar perdiendo una gran oportunidad.

¿Cómo puedo estar seguro de que aplico bien mis deducciones?

Esto puede resultar complicado, las bonificaciones fiscales por I+D+i pueden ser compatibles también con ayudas e incluso con prestamos incentivados. Y no es fácil mantenerse al día de todo y saber exactamente qué puedes deducir y por qué conceptos. Un error puede acarrear el pago de una sanción.

Por eso, surgen asesorías especializadas en este tipo de temas que pueden analizar el trabajo de tu empresa, decirte a qué puedes tener derecho y realizar todo el papeleo para que no pierdas deducciones ni ayudas.¿Tengo que declarar estas deducciones fiscales?

No, no tienes que declararlas porque no son una ayuda ni una subvención, sino una deducción en un impuesto. Para aclararlo podríamos decir que es similar a las deducciones que llevas a cabo en tu declaración de la renta.

Ya ves que saber que son las deducciones fiscales i+d+i y cómo pueden afectar a tu empresa es importante para darte cuenta de todo lo que podrías dejar de pagar gracias a ellas, pero también puede ser un poco complicado gestionarlo por tu cuenta. Una asesoría especializada puede hacerlo por ti y así no perderás ninguna oportunidad.

Pasos que debemos dar para vender el coche al desguace

A pesar de lo que puedan pensar algunos, los coches no tienen una duración eterna, por desgracia no duran toda la vida y hay que plantearse en algún momento el tener que remplazarlos.

Hay quien piensa que con la compra de piezas usadas va a poder tener coche para rato, y es verdad que se le puede seguir dando oportunidades, pero llega un momento en el que el coche ya no puede más, llega a un punto en el que se le arregla una parte y se le estropea otra, por lo que debemos tener la certeza de que ha llegado la hora de deshacerse de él.

Hay quien puede pensar en sacarle algún tipo de beneficio, quien ha invertido mucho en sus arreglos no quiere darse por vencido ni dejar el no poder sacarle algo, así que piensa en las opciones que puede tener, entre las que baraja en primer lugar vender el coche a un particular, creen que es la mejor manera de sacarle dinero, así que optan por lavarle la cara cambiar lo que más deteriorado está y ponerlo a venta, claro un precio reducido ya que de otro modo no va a encontrar ni un interesado, pero claro, la gente no es tonta, sobre todo ahora que hay que ir con pies de plomo, el que más y el que menos quiere llevar el coche al taller, y se entera enseguida que el coche esta más muerto que vivo, por lo que venderlo de este modo no es ni siquiera una verdadera opción.

Es entonces cuando hay quien se intenta decantar por esas empresas dedicadas a comprar coches de segunda mano, coches viejos, de esas que se publicitan por todos lados, sin darse cuenta que lo que quieren es hacer negocio, y que mucho dinero por un coche viejo no les van a dar, así que la única opción que queda es la de vender coche al desguace que aunque nos pese debemos darnos cuenta de que es la mejor, tampoco es que vayamos a conseguir un dineral ni a recuperar lo invertido, pero al menos nos va a quedar la tranquilidad de que colaboramos no solo con el medio ambiente, sino para que también mucha gente pueda seguir comprando piezas usadas, de esas que son las mejores para dar una segunda oportunidad a esos viejos coches.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén